Plan de Acción

2

Herramienta para Padres y Guardianes: Plan de Acción para Reducir o Eliminar el Consumo de Alcohol en Menores de Edad

Si usted cree que su hijo o hija tiene un problema con el alcohol o le gustaría prevenir que su hijo o hija desarrollen malos hábitos, aquí encontrarán algunos pasos para que juntos puedan crear hábitos saludables. Este proceso puede ser muy difícil porque requiere romper los hábitos existentes que pueden ser muy placenteros y que también pueden ser parte de la vida social del adolescente. Este plan de acción fue modificado de un documento original creado por la agencia de Colorado SBIRT (Inspección, Intervención, y Recomendación para Tratamiento por sus siglas en inglés). Nosotros lo hemos adaptado para que los padres y los jóvenes lo usen en conjunto para poder crear resultados positivos.

* Renuncia de Responsabilidad del Plan de Acción: La guía de este Plan de Acción es solo una herramienta de apoyo para padres y guardianes de jóvenes para que tomen decisiones más saludables sobre el consumo del alcohol. Si usted tiene la sospecha que su hijo o hija está tomando bebidas alcohólicas, la mejor recomendación es que visiten a un especialista en prevención.

Empecemos – Desarrollemos Metas

Los hábitos son verdaderamente difíciles de cambiar, especialmente cuando tenemos que hacerlo solos. Además de la función que ustedes cumplen como padres y guardianes del joven, ustedes también pueden convertirse en entrenadores que motiven a su hijo o hija a desarrollar comportamientos más saludables. Como en un equipo, usted y su hijo o hija deben empezar la discusión sobre este tema pensando en la siguiente pregunta:

¿Qué beneficios podría tener su hijo o hija si evitara el consumo de alcohol, y de qué manera mejoraría su vida?

Piense en las respuestas a esta pregunta como sus nuevas metas. Ahora es el momento para que usted y sus hijos desarrollen un plan que le permita a él o ella lograr dichas metas exitosamente. Escriba estas metas en un cuaderno y continúe con la creación del plan siguiendo PASOS del 1 al 5.

PASO 1: Razones por las que no hay que beber alcohol

Es muy importante que usted y su hijo o hija identifiquen razones especificas por las que es importante no beber alcohol. Existe una gran variedad de problemas de salud asociados con el consumo de alcohol, pero también hay un gran número de formas en las que el alcohol impacta la vida social de su hijo o hija. La siguiente lista proporciona algunas excelentes sugerencias por las que no hay que beber alcohol, pero también usted y su hijo o hija pueden generar otras buenas razones. Trabajen juntos y crean una lista con los 3 beneficios más importantes que ocurrirán al evitar alcohol. Su hijo o hija pueden generar ideas que usted probablemente no hubiera considerado y por lo tanto tiene que mantener su mente abierta a cualquiera de estas ideas.

  • Dormiré mejor
  • Viviré más tiempo—entre cinco a diez años.
  • Seré más feliz
  • Ahorrare bastante dinero
  • Las relaciones con mis amigos mejorarán
  • Me veré más joven
  • Cumpliré más metas en mi vida
  • Existe mayor probabilidad que vivirá a una avanzada y saludable edad sin daños prematuros al cerebro
  • Rendiré más en la escuela y en el trabajo
  • Tendré una mejor posibilidad de entrar a la universidad
  • Será mas fácil mantenerme delgado(a), ya que las bebidas alcohólicas contribuyen al aumento de peso.
  • Voy a ser menos propenso a sentirme deprimido(a) y seis veces menos probable que me suicide
  • Es menos probable que muera de un ataque al corazón o de cáncer
  • La posibilidad de que muera en un incendio o ahogado disminuye increíblemente
  • Otras personas me respetarán
  • Tendré menos posibilidad de meterme en problemas con la policía
  • La probabilidad de que muera por una enfermedad del hígado disminuye considerablemente
  • La probabilidad de que muera en un accidente vehicular es tres veces menos probable
  • La posibilidad de que tenga un embarazo no planeado también disminuye

Cuando ya tenga una lista con por lo menos tres razones, escríbalas en su cuaderno.

PASO 2: Puntos de presión sobre el consumo de alcohol

La próxima sección que agregarán a su plan de acción implica identificar situaciones de alto riesgo que pueden llevar a tomar alcohol. Existen muchas razones por las que las personas toman alcohol. Si su hijo o hija va lograr evitar el consumo de alcohol es importante que identifiquen situaciones, grupos, o emociones que lo hayan llevado a tomar en el pasado. Use la lista que le sigue a este párrafo como una guía para que escojan cuatro situaciones que probablemente lleven a su hijo o hija a beber alcohol. Escriba estas situaciones en su cuaderno.

  • Fiestas
  • Festivales
  • Familia
  • Bares
  • Temperamento
  • Después de la escuela/Al final de la semana escolar
  • Discusiones
  • Críticas
  • Sentimientos de fracaso
  • Gente en específico
  • Tensión
  • Estrés
  • Presión de grupo
  • Soledad
  • Aburrimiento
  • Falta de sueño
  • Fin de semana
  • Después de recibir el cheque del trabajo/mesada semanal o mensual
  • Cuando otros están bebiendo
  • Felicidad
  • Celebraciones
  • Ansiedad o nerviosismo

PASO 3: Encontrando alternativas

Usted a identificado cuando o con quién es más probable que su hijo o hija consuman alcohol. Ahora es importante generar ideas o alternativas para estas situaciones.

  • Primera Acción: Defina el reto – Escoja una de las cuatro situaciones de alto riesgo que identificó en PASO 2.
  • Segunda Acción: Genere ideas – Piense en una serie de ideas para manejar la situación de alto riesgo que escogió.
  • Tercera Acción: Encuentre soluciones – Seleccione dos de estas ideas para lidiar con la situación.
  • Cuarta Acción: Continué con el siguiente reto – Repita las Acciones 1 a la 3 hasta que haya cubierto todas las situaciones de alto riesgo que identifico en PASO 2.

Ejemplo

Primera Acción:

Las fiestas aumentan la probabilidad de que su hijo o hija consuman alcohol.

Segunda Acción:

Piense en una serie de ideas para que su hijo o hija eviten esta situación de alto riesgo.

  • Solamente participará en fiestas supervisadas por un adulto responsable donde ningún tipo de alcohol estará disponible.
  • Acordarán un hora de llegada temprana a la casa. (10:00 p.m.)
  • Ir a una película u otra actividad que no sea una fiesta.
  • Terminar la tarea en vez de salir
  • Comprometerse a salir a montar bicicleta, a escalar montaña u otra actividad que empiece temprano en la mañana siguiente a la fiesta
  • Acordarán un sistema donde los padres llevarán y recogerán al hijo o hija de la fiesta.

Es posible que no todas sus ideas funcionen. Pero eso no importa mucho. El punto del ejercicio es el de generar el mayor número de ideas como sea posible. Cuando tengan bastantes ideas, ustedes pueden determinar cuales ideas verdaderamente van a ser útiles en su situación .

Tercera Acción: Encuentre soluciones

Escriba en su cuaderno dos soluciones diferentes basadas en el proceso de generación de ideas. Por ejemplo:

  • Acordarán una hora de llegada temprana a la casa. (10:00 p.m.)
  • Terminar la tarea en vez de salir

Cuarta Acción:

Repita las Acciones 1 a la 3 hasta que haya cubierto todas las situaciones de alto riesgo que identifico en PASO 2.

PASO 4: Encontrando nuevos intereses

El aburrimiento es una razón común por la cual los jóvenes y los adultos toman alcohol. ¨No hay nada más que hacer” es un dicho frecuente que usan los jóvenes cuando deciden beber. En este paso usted y su hijo o hija deben pensar en el mayor número de actividades que le puedan interesar a ellos, y después seleccione por lo menos dos actividades para tratarlas juntos. Use la siguiente lista de preguntas que le ayudarán a generar algunas ideas:

  • ¿Qué tipo de cosas como deportes, manualidades, idiomas , etc… su hijo o hija ha disfrutado en el pasado?
  • ¿Qué tipo de viajes (a las montañas o al campo) han disfrutado en el pasado?
  • ¿Qué tipo de actividades como pintar, bailar, etc…usted cree que su hijo o hija disfrutarían si no tuvieran miedo a fallar?
  • ¿Cuáles actividades han disfrutado su hijo o hija cuando las hacen solos (por ejemplo largas caminatas o tocar un instrumento musical)?
  • ¿Cuáles actividades han disfrutado su hijo o hija cuando las realizan con otras personas (hablando por teléfono o jugar juegos de mesa) ?
  • ¿Qué ha disfrutado su hijo o hija que haya sido totalmente gratis como un voluntariado, visitar una biblioteca o la lectura?
  • ¿Qué ha disfrutado su hijo o hija que haya costado muy poco dinero?
  • ¿Qué tipo de actividades ha disfrutado su hijo o hija en diferentes horas del día (diferentes periodos del día, en los fines de semana o durante la primavera o el otoño, etc…)?

PASO 5: Ensamble su plan de trabajo

Ya que haya completado los PASOS del 1 al 4 y los haya escrito en su cuaderno, este se convertirá en el plan maestro que seguirá por las próximas dos semanas. Revise el plan en conjunto con su hijo o hija cada día o póngalo en el refrigerador así no se olvidarán, especialmente cuando enfrenten situaciones tentadoras.

En esta sección encontrara algunos consejos que les recordarán a cada uno de ustedes sus expectativas según el plan. También les aconsejamos que pongan esta información en una pequeña tarjeta ó en su celular para que puedan tener la información con ustedes en todo momento.

  • Piense en una actividad que su hijo o hija haga varias veces al día, todos los días, como bañarse los dientes o lavarse las manos.
  • Enséñele a su hijo o hija la importancia de verificar el plan cuando este realizando esta actividad. Piense en las razones por las cuales es importante disminuir las situaciones de alto riesgo y las diferentes formas de lidiar con ellas. También sugiérales de que piensen en actividades que les puedan interesar y que pudieran agregar a sus planes de acción.
  • El tener un plan claramente escrito es la mejor guía para lograr un cambio. Un cambio exitoso ocurre cuando la persona sigue con disciplina el plan y cada uno de los pasos de acción.

Consejos que debe considerar

  • Mucha gente bebe porque están deprimidos y esto se caracteriza por sentimientos de tristeza, pérdida de interés en las actividades diarias y la falta de energía. Si usted piensa que su hijo o hija a estado deprimido por más de dos semanas, por favor contacte a su proveedor de salud. Tratamiento puede ayudar.
  • Acuérdese que cada vez que su hijo o hija tengan la tentación de tomar y lo puedan resistir, él o ella habrán cambiado un poco. Refuerce este mensaje en su hijo o hija para que los motive y les de una sensación de progreso.
  • Déjele saber a su hijo o hija que cuando se sientan incómodos, estresados o infelices que recuerden que todo es temporal y que va pasar. Una buena forma de lidiar con los impulsos de tomar es pensar que la ansiedad por tomar es como un dolor de garganta con el que hay que lidiar hasta que se mejore. Si su hijo o hija notan que estos sentimientos persisten y no los pueden controlar contacte a su proveedor de salud.
  • Invite a sus hijos a que sean honestos con usted y le cuenten si ha tomado algún tipo de alcohol o también cuando tubo la oportunidad o la tentación de beber y decidió evitarlo.
  • Si su hijo o hija llega a consumir alcohol, no se rinda. Acuérdese que cambiar un habito o una rutina social toma largo tiempo.

Pautas de apoyo para los padres o guardianes

La meta principal de los PASOS descritos es de encontrar buenas razones para que los jóvenes eviten el alcohol y también les ayude a identificar otras actividades que las puedan sustituir por el consumo del alcohol. Es a veces más fácil desarrollar un plan para cambiar hábitos en conjunto con otra persona. Como padre y entrenador la siguiente información le podría ser de gran utilidad:

  • Las sugerencias descritas en este plan han sido creadas con dos tipos de bebedores en mente. Algunos de ellos ya tienen problemas con el consumo de alcohol y frecuentemente toman grandes cantidades de alcohol. Otros solamente toman pequeñas cantidades de alcohol que los ponen en riesgo de desarrollar problemas de salud o consecuencias sociales.
  • El cambio de hábitos puede ser difícil, pero usted puede ayudar de dos maneras. Primero usted puede ayudar con los ejercicios que les mencionamos en este plan, y segundo usted puede proveer motivación y apoyo a su hijo o hija.
  • Trate de no criticar a su hijo o hija aunque se moleste y se frustre con su comportamiento. Acuérdese que cambiar algún comportamiento nunca será fácil y los jóvenes tienen la tendencia de incrementar el reto y la crítica al plan de acción para romper el hábito. Espere tener buenas y malas semanas. Su motivación positiva y su apoyo al consumo de alcohol moderado o a la abstinencia total y el uso de ideas creativas va hacer la gran diferencia.